Proyecto en curso.
Este trabajo empezó en el Banff center, Parque natural que se encuentra en las montañas rocosas, las piedras estructuraban la materialidad de este lugar. Se encontraban configurando el paisaje natural, y artificial, rodeando el río, las montañas, las casas y jardines creados por el hombre. Escogí piedras las que podía cargar en la mano y las que por acumulación podría cargar con mi cuerpo. En el taller empecé a realizar procedimientos en relación con esta experiencia y cubrí las piedras con acuarela. Durante el proceso me interesó la acumulación de agua con pintura (un pequeño charco) que se formaba bajo cada una de estas rocas al cubrirlas con acuarela. Así, empecé a generar charcos del color de la piedra repitiendo ese proceso. Descubrí que era el mismo movimiento del agua o de las veces que la nieve cubría y se derretía, dejando a las piedras en charcos. Las imágenes que se generaban enunciaban en su forma y color a las piedras que las habían generado. Eran imágenes como los Fata Morgana: “fantasmas” de las piedras, imágenes que al organizarlas verticalmente nombraban esa piedra de la cual salieron pero sin el peso de su manera de estar en el horizonte y sin su tridimensionalidad.